El Proyecto Ciudades Sustentables

"Ciudades Sustentables", "Ciudades Sostenibles"... pareciera que el término está de moda y esto ha provocado su uso indiscriminado; lo sustentable es ahora una eficaz estrategia de ventas y en la mayoría de los casos no es más que un falso escenario. Lo sustentable también se ha confundido con lo ecológico, lo ambientalmente amigable, pero lo sustentable (o sostenible) va mucho más allá.

Cuando hablamos de desarrollo sustentable hablamos sí de medio ambiente pero también de economía, de justicia social, de desigualdad, de inclusión, de finanzas, de planeación, de urbanismo, de salud pública; hablamos de una visión sistémica.

La Génesis del Proyecto

Después de trabajar más de 10 años en desarrollo sustentable me di cuenta que mi mentalidad había cambiado mucho, que mi forma de ver la vida era otra, que lo que me hacía feliz y lo que ahora necesitaba para vivir cómodamente eran otras cosas diferentes. Me sentí obligada a contar mi experiencia, a comunicar todo lo que había aprendido.

Sumado a esto, estaba la desesperación que me provocaba trabajar con municipios que le restaban todo el valor a estos temas; que les gustaba hablar de los "verde" y del "impacto ecológico" sólo en campañas y discursos pero que hacían honor al refrán que reza que del dicho al hecho... hay mucho trecho.

Reuní un equipo de gente, busqué el apoyo de una Universidad y por supuesto el apoyo de la empresa para la que trabajo (SIMARS) y nos dimos a la tarea de organizar un foro internacional que reuniera a todos los sectores en torno al tema de la sustentabilidad en las ciudades.

Así surgió el I Congreso Internacional sobre Ciudades Sustentables que se celebró en octubre de 2009 en Morelia, Michoacán,México. Trabajamos como burros de carga: pocas manos, cero presupuesto y eso sí muchas ilusiones.

Conseguimos que el Dr. Mario Molina (Premio Nobel de Química 1995) dictara una conferencia en el Congreso, que el Gobernador lo inaugurará, que el Secretario de Medio Ambiente se involucrará, que llegaran ponencias de muchos rincones del mundo e intentamos más que nada que el evento se financiara a sí mismo.

El esfuerzo fue titánico para lograr además que la logística del evento avanzara en coherencia con el tema: bajo consumo de energía, poco papel, comida preparada bajo los criterios "slow food" y mucho más.

Esperamos hasta el último segundo el apoyo del Gobierno, es más incluso el apoyo de la Universidad que figuró como co-organizadora, esperamos a los grandes patrocinadores, a la gente que creyera en nuestro proyecto. Al final no tuvimos tanta suerte; sí tuvimos suerte en el sentido de tener grandes ponentes, un maravilloso público, cientos de investigadores, ambientalistas, ONG's y estudiantes interesados en el proyecto; eso nos mantuvo vivos.

La transformación

Luché por una segunda edición del Congreso (diría mi bisabuela: "vuelve la mula al trigo"); los que saben de finanzas me hicieron desistir.

No creo en la resignación, creo más en la transformación y por eso he mantenido vivo el proyecto. Por el momento, este blog y las redes sociales son los medios que me permiten comunicar, divulgar y trabajar para generar un cambio.

Cada vez que puedo publico además en revistas que estén al alcance de todos, imparto conferencias y charlas, participo en mesas redondas y organizo talleres. Procuro mantenerme cerca del trabajo de los municipios con el afán de incidir en sus decisiones y por supuesto sueño que el tema de "ciudades sustentables" como parte de un auténtico plan de gobierno pronto tome el lugar que le corresponde.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...