miércoles, 23 de marzo de 2016

24 hour project: la verdadera vida urbana


Además de ser fanática de las ciudades me declaro también una apasionada de la fotografía y justamente 24 hour project reunió a estos dos mundos en una propuesta muy singular.

19 de marzo de 2016, más de 2700 fotógrafos, 718 ciudades en 107 países. Los voluntarios y valientes dueños de las cámaras salieron a recorrer sus ciudades y a documentar a través de una foto por hora la ciudad al desnudo; esa que no se suele ver en los planes de gobierno, en los anuncios turísticos, es más, ni en los noticieros.

Los no tan osados que nos quedamos guardados en nuestras casas, pudimos ver a través de Instagram las imágenes en vivo que subían los "fotoexploradores" urbanos y encontrar algunas muy emblemáticas, otras muy apasionadas, algunas tristes, otras impactantes y muchas pero muchas, sorprendentes.

Si bien recorrí el mundo a través de la pantalla de mi celular, confieso que mi atención se centró en Latinoamérica, en esos rostros que me resultaban conocidos, en el caos de sus urbes, en los olores que me llegaban a través de las imágenes, en las inmensas similitudes entre países y también en las abismales diferencias.

En la cabeza comenzaron a rebotarme millones de ideas, de conclusiones apresuradas, de efectos colaterales del proyecto; la información estuvo ahí cual pelotita de ping ball, yendo de un lado al otro hasta hoy que creo he podido ordenarla y comenzar a transmitirla a través de este espacio. Advierto con toda la seriedad que la ocasión amerita, que esta vez las líneas escritas son muchas y que la lectura será un poco más larga así que es el momento de buscar un espacio cómodo.


Las ciudades hablan y muchas veces lo hacen a gritos, otras susurran en las calles pequeñas o en las madrugadas solitarias. La vida en las calles es el alma de la urbe; si hubiera alguna forma de mantener a toda la gente en su casa sin salir nunca más (como en película de ciencia ficción) muy pronto la ciudad comenzaría a morir. Los urbanistas saben esto y también saben que para que la gente desee estar en la calle más allá del tiempo que deben hacerlo para asegurar un ingreso o una educación y cubrir sus necesidades básicas: la ciudad debe gustarle a los ciudadanos.


En esto se ha basado siempre el principio de planeación participativa; sin embargo, no ha funcionado como se hubiera querido pues los ciudadanos son convocados a opinar sin ser o sin sentirse expertos en los proyectos presentados; porque al preguntarle a la gente que quiere para su ciudad suele pensar directamente en temas de planeación urbana y en los problemas que tiene en su cotidianidad (calles en mal estado u oscuras, inseguridad, tránsito lento, basura) pero poco hablará de lo que le gusta, de lo que disfruta, de lo que cree es el alma de la ciudad.

Hace varios ayeres, en los años setenta, los urbanistas Horst Rittel y Melvin Webber  determinaron que los modelos de planeación estaban limitados por los "problemas retorcidos". En este grupo se encuentran todos esos problemas de difícil o imposible solución por ser parte de un sistema en constante movimiento como lo es la sociedad. Ellos sugirieron que hay tres formas de resolverlos: de forma autoritaria (ya hemos probado a través de la historia que este no es el camino), de forma competitiva (como solemos hacerle en los actuales sistemas de gobierno) o de forma participativa siempre y cuando tal como los autores lo dicen partamos de la siguiente premisa: "(...) los ciudadanos no serán meramente preguntados sino pasarán a involucrarse activamente en el proceso de planificación (...)"

¿Y cómo rayos involucramos a la gente sin hacerle preguntas directas? Pues bien, hoy para resolver esto se han propuesto muchas ideas; las más recientes basadas en el uso de tecnologías de la información y que dieran lugar a las llamadas "ciudades inteligentes". Hoy muchas ciudades tienen aplicaciones de celular que permiten a los ciudadanos informar de pavimento roto, accidentes de tránsito, asaltos, fugas de agua; otras más osadas presentan plataformas de innovación donde la gente presenta anteproyectos que resuelven problemas planteados. Al final, seguimos en lo mismo, preguntando directamente y esperando respuestas.

En 2013 los holandeses de Lange y de Waal propusieron un enfoque alternativo: la ciudad social. Basada en el desarrollo del sentido de pertenencia, esta ciudad entiende el pertenecer no sólo como sentirse parte de sino también saberse parte de la solución. Los problemas urbanos al ser vistos como un tema de sentido de pertenencia se ponen en la mira de las ideas frescas, de la información obtenida de medios nunca antes imaginados, de la verdadera comunidad. 


"You're the sun, you're the only one" foto de Luis Silva @luisus
como parte de #24hourproject
México
La ciudad es entonces un sistema generador de toneladas de información; los ciudadanos de forma consciente o inconsciente  ayudan a acumular información al comprar, al usar servicios, al caminar por determinadas calles, al preferir algunos medios de transporte, al abarrotar bares a ciertas horas, al asistir o dejar de asistir a determinados eventos, al jugar en los parques, al elegir espacios para sus recuerdos. La labor se trata ahora de encontrar la forma en que los niños, los viejos, los oficinistas, los artistas, las mujeres, los hombres, nos hagan llegar esa información de forma organizada y parcialmente espontánea.

Para mi, eso es 24 hour project, un esfuerzo orquestado que permite obtener información valiosísima de la ciudad, es el alma de la ciudad en imágenes, es el sentir y opinar de un grupo de artistas, son los hábitos de la población durante una jornada completa. Es la base del diseño urbano en manos de los ciudadanos.

¿Qué nos dijo Latinoamérica a través de este proyecto? En todas las ciudades nos recalcó la importancia de la existencia de los mercados fijos y ambulantes. del trabajo en la calle de día y de noche. Las ciudades al parecer imploran la supervivencia del comercio local, valoran al trabajador cuyo espacio no son cuatro paredes y creen que merece reconocimiento y apoyo.

5:02 hs foto de Aimée @aimeliquitrin
como parte de #24hourproject
República Dominicana

13:35 hs "Haciendo números" foto de Álvaro Márques @alvmqs
como parte de #24hourproject
Uruguay 

9:58 hs "Killing its" foto de José Samuel Olivares @crazydonkey15
como parte de #24hourproject
Venezuela
Los fotógrafos latinos capturaron también los rostros de muchos niños, las siluetas de amantes, la indigencia. La importancia de que en la ciudad existan entonces espacios para vivir, crecer con seguridad, amar y ser vistos; lo vital que es volver a ser comunidad para tener de nuevo gestos solidarios. Los espacios públicos se prueba una vez más que son esenciales.

10:37 hs "Bye" foto de Ovídio Ferreira @ovidio001
como parte de #24hourproject
Brasil
16:15 hs "Fun in the water" foto de Luis Silva @luisus
como parte de #24hourproject
México
En Latinoamérica comenzar a vivir la ciudad desde temprano al parecer es necesario, y ojalá dejará de ser un mal para muchos y se convirtiera en un disfrute. Muchas imágenes de gente apresurada a primeras horas de la mañana y de ahí viene de la mano el tema del transporte el cual también llenó la lente de muchos durante toda la jornada.

7:20 hs "El Mictlán y el sueño del volcán" foto de Esteban Martínez @es76ban
como parte de #24hourproject
México 

17:48 hs "Golden hour" foto de Rodrigo Ruiz @rorritoruiz
como parte de #24hourproject
(En el Tren Mitre, BsAs)
Emabajdor del Proyecto en
Argentina
Y tan temprano se levantan las urbes como tarde se acuestan; por supuesto la vibrante y peculiar vida nocturna fue objeto de muchas imágenes. Sabemos entonces que la ciudad necesita ser segura para que todo este encanto nocturno se pueda disfrutar.

1:08 hs "Visions" foto de Jaime Ávila @elcualquiera
como parte de #24hourproject
Embajador de Proyecto en
México
24 hour project es un proyecto con una causa social (al final les dejo el vínculo para que se enteren), es también un extenuante maratón de artistas voluntarios, es una prueba de fuego, pero es sobretodo una hermosa expresión de comunidad, de sentido de pertenencia y además materia prima para diagnosticar nuestras ciudades y planearlas de forma participativa sin truco y sin preguntas directas.


Y lo más importante:
Gracias pero muchas gracias a todos los fotógrafos que me dieron permiso de publicar sus fotos. Toda mi admiración.
Gracias a Jaime y Esteban  por la información sobre el mecanismo del proyecto y sobre su experiencia en el reto.
Gracias a Álvaro por comunicarse en vivo conmigo mientras recorría las calles de Montevideo con su cámara.
Gracias a Luis por los textos descriptivos de sus fotos. Fueron atinados y oportunos. Lean su blog con un divertido texto sobre su experiencia en este maratón fotográfico  https://luisus.wordpress.com/
Gracias a Ovídio por su esfuerzo comunicándonos en una lengua ajena para los dos: muito obrigada!
Gracias Aimée y José por la buena onda y entusiasmo para compartir las fotos.
Gracias a Renzo Grande y Sam Smotherman por inventar 24 hour project. Probablemente hicieron algo más grande de lo que imaginaban.
¡Gracias a Kevin Systrom y Mike Krieger por inventar Instagram!

Más información:
http://www.24hourproject.org/
http://www.uctc.net/mwebber/Rittel+Webber+Dilemmas+General_Theory_of_Planning.pdf
http://firstmonday.org/ojs/index.php/fm/article/view/4954/3786


lunes, 14 de marzo de 2016

En búsqueda de la matriz energética perfecta

"#COP21 - Human Energy à la Tour Eiffel à Paris -#climatechange"
Foto: Yann Caradec
Ya no es noticia que la producción y uso de la energía en sus diferentes formas hoy es tanto una necesidad como un problema. La contaminación, el cambio climático y hasta el consumismo están íntimamente relacionados con la energía.

Pensar que la solución está en usar menos energía es una pérdida de tiempo, la población sigue creciendo, las innovaciones tecnológicas y la velocidad de producción de bienes tienen una fuerte dependencia energética. La salida no es esa, así que los países comenzaron hace poco más de una década a preocuparse por la estructura de su matriz energética.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...