domingo, 20 de octubre de 2013

Un paseo que da gusto

Foto: FB MAM

Hace más o menos un año y medio escribí un par de artículos en este blog sobre el Mercado Agrícola de Montevideo; un mercado olvidado, abandonado e inmerso en un barrio 'bravo', de esos a donde nadie quiere ir.

En aquél entonces conocí el proyecto, tuve la oportunidad de charlar en varias ocasiones con su directora y tuve también la oportunidad de conocer a sus empleados y en especial a la gente que tenía un local en aquél mercado con piso de tierra y ladrillos sin colocar, gente que abría cada día su local en medio de una remodelación que no veía el final. Hombres, mujeres y familias enteras valientes, que resistieron por un largo rato vendiendo de a poco y creyendo de a mucho en este proyecto.

Hace un par de semanas, en un lluvioso domingo decidí ir al ya inaugurado Mercado Agrícola para ver cómo había quedado. Confieso que siempre creí que la obra edilicia sería exitosa y que sin duda el mercado pronto mostraría todo el esplendor de su estructura original ahora entera y radiante pero no creí que la gente creyera de nuevo en el mercado y se atreviera a volver al Barrio Goes a hacer su compras.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...