martes, 23 de octubre de 2012

Antípodas de la Violencia

Imagen: Lola Sánchez en Irreverendos

Cuando era niña me divertía pensar que cuando yo me levantaba tempranito para ir a la escuela, del otro lado del mundo, los niños chinos se estaban durmiendo. Era insólito cuando pensaba que si todos los mexicanos brincábamos al mismo tiempo habría un pequeño temblor en China. Con los años supe que ese lugar lejano, diametralmente opuesto a mi país, en geografía, se llama antípoda y también supe que los habitantes de por allá son los antípodas de los habitantes de por acá (también supe que la antípoda de México no es China, en realidad es un lugar en el Océano Índico pero como eso me decepcionó preferí pasarlo por alto).

Hoy hablo de las antípodas porque muchos años después he vuelto a encontrarme con este término en un documento preparado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que se llama "Antípodas de la Violencia"1 y el cual espero pronto caiga en mis manos pues mi expectativa es grande.

viernes, 12 de octubre de 2012

Sin techo


Habiendo hecho un recorrido testimonial por algunas de las mejores ciudades para vivir en el mundo he encontrado que la mejor ciudad que pudiese existir para vivir en el mundo comparte un fenómeno social con la peor de entre las peores: se trata de las personas en situación de calle o la presencia de homeless en la ciudad; anglicismo muy usado para referirse a estos ciudadanos (también llamados vagabundos, linyeras, los "sin techo" o bichicomes) que viven en las calles y que esconden sorprendentes historias de vida.

Cerca de la mitad de la población de Latinoamérica y el Caribe vive en condiciones de pobreza o indigencia; un porcentaje mucho menor de esta población está en situación de calle y tal vez por eso, por ser tan pocos respecto al grueso son un sector olvidado. Sin embargo, el impacto social, ambiental, económico y de muchas otras índoles que provoca este fenómeno debería alertar a los gobiernos para incrementar la atención a este reducido grupo que está en las calles no necesariamente por pobres o poco instruidos, han tomado las calles porque la vida les hizo una mala jugada.

miércoles, 3 de octubre de 2012

La mejor ciudad para vivir. Cuarta parte: Melbourne

Río Yara en el centro de Melbourne
Foto: Aussie Stock 

A principios del siglo XX fue capital de Australia, hoy es la capital del estado australiano de Victoria, la segunda ciudad en importancia en el país y la favorita por los visitantes: se trata de Melbourne una urbe de cerca de 4 millones de habitantes y que es reconocida hoy como una de las mejores ciudades para vivir en el mundo.

La Melbourne que se planeó en el siglo XX existió sólo para cumplir el "sueño sureño" que se resume en "un cuarto de acre para casa, jardín y piscina por habitante" lo que en cristiano o más bien en el entender del sistema internacional de unidades significa que cada habitante (en realidad familia) de la ciudad debe tener un poco más de 4 mil m2 (0,4 Ha) para fincar su casa, su jardín y su piscina. Esto no es del todo cierto hoy en día pues la ciudad ha crecido y el espacio se ha tenido que repartir pero en promedio las propiedades tienen 600 m2 lo que es muchísimo dentro de una gran urbe.  

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...