martes, 31 de julio de 2012

Pequeñas ciudades donde la vida es fácil

Foto: Adrian Measures

Hace más de diez años, Paolo Saturnini era alcalde de un pequeño pueblo de la toscana llamado Greve in Chianti y pensó que no era posible que en ciudades pequeñas e incluso en pueblos, existieran problemas de tránsito, de inseguridad, de deterioro continuo y hasta de estrés ciudadano. Así que recordando cómo era la vida cuando él fue un niño un buen día se le ocurrió que los principios y filosofía detrás del movimiento "Slow Food" podían trasladarse a una ciudad pequeña; luego decidió que su idea no era tan descabellada y puso manos a la obra.

Así surgió el movimiento "Cittaslow" que en nuestro cristiano entender es "ciudad lenta". Pronto las ciudades vecinas copiaron el modelito y hoy, 13 años después, hay más de 100 ciudades asociadas que tienen como firme objetivo quitar el pie del acelerador y poder darle a los ciudadanos una mejor calidad de vida.

martes, 24 de julio de 2012

Las joyas de Montevideo. Tercera parte.

El Palacio Salvo inmerso en la matutina neblina invernal
Foto: Tania Valladares
Hace muchos años escuché a un tío decir que Italia era con un gran museo; que desde que te bajabas del avión, el tren o el automóvil todo era como un elemento más de una preciosa exhibición de arte: las casas, las plazas, los monumentos, las calles, las tiendas. Y no estaba equivocado, los italianos siempre han sido reconocidos por su buen gusto, por su sentido de la estética y por sus innovaciones arquitectónicas; no en vano, en Italia se tienen listados más de 100 mil monumentos de todo tipo y de todas las épocas; desde el imperio romano, hasta nuestros días.

Y en los barcos que llegaron tantos italianos a Uruguay llegó también la influencia arquitectónica, el sentido de la estética y el gusto por convertir una simple casa, un club o un teatro en toda una obra de arte. Hoy, las calles de Montevideo son la residencia de hermosas construcciones muy al estilo Italia.

martes, 3 de julio de 2012

Las joyas de Montevideo. Segunda parte.


Enamora a propios y extraños; es orgullo de los locales y objeto de admiración de foráneos; no es una obra arquitectónica ni una pieza de museo pero sin duda es una de las joyas de Montevideo: la rambla.

Lo que en otras latitudes se conoce como malecón, paseo marítimo o costanera, en Uruguay recibe el nombre de rambla y en el caso de Montevideo se trata de algo más que una avenida que bordea el Río de la Plata a lo largo de 22 kilómetros; es una vía de circulación vehicular, es un paseo peatonal, es el mejor lugar para pedalear o correr, es un sitio de reunión, es un espacio público apto para hacer ejercicio, para practicar 'skateboarding' o para simple y sencillamente sentarte a contemplar las aguas a veces calmas, a veces bravas del río.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...