martes, 31 de enero de 2012

Así fue México

Foto: 'Burger Boy' de Copilco, tomada de La Ciudad de México en el tiempo

Cuando era niña vivíamos cómodamente en un departamento; y digo cómodamente porque entonces los departamentos medían mucho más que 50 m2; tenía tres recámaras, buenos acabados y además estaba dentro de una unidad habitacional en la que además de edificios había juegos para los niños, una cancha de basquetbol que usábamos también para patinar y senderos buenos para correr, caminar o andar en bici.

Afuera de la unidad había un conjunto de comercios: farmacia, heladería, tiendita miscelánea; mi mamá nos mandaba a mi hermana y a mi solas y con toda confianza por la leche, por un refresco, por un litro de helado de vainilla o por una caja de curitas. Sólo había dos recomendaciones: "fíjate que te den bien el cambio" y "ten cuidado si ves una pandilla como 'Los Panchitos'".

martes, 24 de enero de 2012

El discreto éxito de la educación ambiental

Foto: "No contaminación" por Antoine Courmont

Desde que yo era niña, en la década de los 80, se decía que la educación ambiental era urgente y prioritaria; entonces la estrategia era simple pero prometedora: mensajes cortos, claros y repetitivos, "ciérrale al agua", "ponga la basura en su lugar", "afina tu auto". Más de 30 años después, la gente sigue incluso arrojando basura por la ventanilla del auto.

Las campañas no sirvieron mucho y años después se gastaba más agua, el parque vehicular crecía exponencialmente, las ciudades se inundaban de basura y la comida rápida siempre era bienvenida. La estrategia cambió; y en los años 90 se decidió que lo mejor era llenar las espaldas de los ciudadanos de culpas, los mensajes entonces ya no eran sugerentes, eran condenatorios, trágicos. Muchos entonces nos sentimos destructores del planeta pero muchos otros respondieron con más rebeldía a esta clase de campañas.

martes, 17 de enero de 2012

El precio de la discriminación

Foto: Ashley Coombs

La violencia nos preocupa hoy a todos y nos preocupa cada día más porque vemos cómo se esparce cual  plaga y cómo crece cual hiedra venenosa tomando formas jamás imaginadas. De la mano de la violencia disfuncional, de la que es evidente, va la discriminación.  El racismo, la homofobia, la misoginia, la xenofobia y la exclusión social son el pan nuestro de cada día y son también una forma de violencia, más estructurada, más rutinaria, tal vez más silenciosa pero igual de peligrosa.

La hambruna de los rarámuris en la Sierra Tarahumara, el escándalo del "Gentleman de las Lomas", Miguel Sacal Smeke, la penosa conducta de las "Ladies de Polanco", que la hija de un candidato a la Presidencia de la República llame "plebe" al pueblo mexicano son muestras claras de que en México se discrimina.

Pero no sólo en México hay discriminación escandalosa o silenciosa, ahí tenemos el caso de las "nanas de Chicureo" en Chile, la cumbia villera y la cumbia plancha en Argentina y Uruguay como un grito de protesta de jóvenes que se sienten relegados por pertenecer a otra clase social, la lucha de las mujeres ecuatorianas y peruanas por tener un lugar en la sociedad española o el caso de la ex-candidata parlamentaria peruana que siendo invidente intentó entrar a un restaurante con sus perros guía y no sólo le fue impedido el acceso, también se le amenazó con echarle agua caliente.

martes, 10 de enero de 2012

Las redes que mueven oro gris

Foto: leon

Muchos aún creen que la riqueza de las naciones depende de aquello que dijera el célebre Adam Smith: la división del trabajo y la libre competencia. Han pasado más de 200 años de la publicación de la obra "La Riqueza de las Naciones" en donde Smith explicaba su teoría detalladamente y al parecer hoy en día esto no es suficiente para que una nación sea rica.

Tampoco es suficiente para que una nación sea sustentable; ahí tenemos el caso de China que se coloca entre las primeras economías del mundo pero está lejos de ser un país donde reine la justicia social, el respeto por el medio ambiente o donde sus habitantes gocen de calidad de vida.

Hace unos días cayó en mis manos el "Atlas de Complejidad Económica" elaborado por la Universidad de Harvard, el cual inicia modificando ligera pero sustancialmente el principio de la riqueza de las naciones dictado por Adam Smith; los investigadores de Harvard consideran que la división del trabajo es los que   nos permite tener acceso a una cantidad de conocimiento que no podríamos tener de forma individual.

martes, 3 de enero de 2012

Una brecha abismal

Fuente: http://www.anticapitalistes.net

"No es la pobreza la que aflige, sino la avaricia" 
Epicteto

Los años acaban siempre con cifras que se recopilan de informes de las principales consultorías, organizaciones e instituciones; diciembre de 2011 no fue la excepción y la prensa nos hizo llegar nuestra anual dosis de números; algunos intrascendentes, otros preocupantes como lo es sin duda el 9,6 como el número promedio de veces que un rico gana más que un pobre en los países miembros de la OCDE

En otras palabras, la brecha entre los ricos y pobres en los países miembros de la OCDE alcanzó su máximo histórico en 30 años (y eso que el estudio se hizo con datos de 2008 previos a la crisis). Los ricos son ahora más ricos y los pobres más pobres y la llamada brecha es ya hoy un abismo en muchos países.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...