martes, 26 de julio de 2011

La sabiduría Inca

Foto: Theodore Scott
No conozco Machu Picchu pero prometo que no me muero sin hacerlo; sin embargo, he leído mucho sobre ese maravilloso sitio y ahora con motivo de la celebración reciente de los 100 años de su descubrimiento he decidido dejar aquí la que yo creo es una de las más grandes enseñanzas de los Incas.

Machu Picchu se edificó en el siglo XV y sin duda su construcción debe haber sido toda una proeza pues eligieron un sitio entre las cimas de dos montañas, rocoso, entre dos fallas geológicas; un sitio enclavado en una zona sísmica y expuesto a lluvias torrenciales. Lo increíble no es sólo que lo lograran, es también, que pasaran más de 500 años y la ciudad siguiera ahí de pie.

Todo parece indicar que el secreto de su longevidad, la pócima que ha mantenido viva a esta hermosa ciudad es su sistema de drenaje.

Los Incas eran grandes ingenieros hidráulicos, de esos que ya quisieran en modernas ciudades como la de México,  pero además, estos ciudadanos del antiguo Perú eran estrategas formidables. Sabían que dadas las condiciones orográficas de su territorio el alimento era todo un reto; como ya hemos dicho llovía, temblaba, había deslizamientos, sembrar en terrenos escarpados, en la sierra, en la árida costa era casi impensable; de algún modo tenían que resolver el problema antes de enfrentarse a una crisis alimentaria.

En Machu Picchu se ideó la forma de sembrar en terrazas y para eso tuvieron que resolver además el problema del paso del agua y de los deslizamientos. Los arqueólogos que han trabajado por años en el sitio aseguran que el 60% de los esfuerzos constructivos de los Incas se refleja en el sistema de drenaje. Agua limpia, agua suficiente sin duda significaría longevidad para su civilización.

Describir el sistema de drenaje Inca me tomaría un largo rato pero puedo decirles que en él uno encuentra principios que aunque parecieran básicos muchas de nuestras ciudades los han olvidado como separar el agua urbana de la agrícola, los más de 100 canales fueron diseñados para evitar salpicaduras y erosión, las terrazas agrícolas proporcionaron estabilidad y permitieron el libre paso del agua por abajo sin ocasionar deslaves, el colector se llenaba gracias a escurrimientos.

Ken Wright uno de los arqueólogos que más ha trabajado en el sitio estudiando este complejo sistema afirma algunas cosas que hoy debiéramos imitar:

  1. Los Incas planearon la ciudad antes de construirla.
  2. Los Incas entendían la importancia de beber agua pura.
  3. En Machu Picchu se entendía que la lluvia tenía que ser su aliada y no su enemiga y por ello diseñaron la ciudad para aprovechar esas torrenciales lluvias y no para que fueran un problema.
Yo no soy arqueóloga, y como he dicho no he estado por ahí pero además de lo que Wright afirma yo puedo decir que Machu Picchu sigue de pie pese a temblores, lluvias y al paso de los años porque los Incas entendieron las claves de toda ciudad: la planeación y el enfoque sistémico, al final del día todos los elementos urbanos se relacionan y hay que planear la forma en que lo harán para que sea la más armónica; si la ciudad se inunda por la basura habría que incluir un plan para los residuos, un plan de educación ambiental, en fin, un plan para cada elemento del sistema.

Muchos años después de los Incas, en nuestra Ciudad de México, el hecho de estar en una región sísmica y de que pase tanta agua por abajo sigue siendo un problema para los constructores; nos los demuestran lo que no han podido lograr que una estela de millones de pesos vea la luz.


Con información obtenida de "Redescubriendo la Ciudad Perdida" en Civil Engineering Magazine, traducido por Ordonez et al.

2 comentarios:

  1. Sofía te invito a conocerla, porque además es un deleite la tranquilidad que te da el estar entre verdes montañas silenciosas, ajenas al bullicio de las ciudades. Ahora sabemos porqué sigue en pie después de 500 años y si los turistas no se la acaban esperemos siga ahí por más tiempo, como testigo fiel y mudo de lo que es planear, pensar, antes de hacer.

    ResponderEliminar
  2. La sostenibilidad de las ciudades debe ser una prioridad. La búsqueda de la sana composición del ambiente y del sujeto. Pocas veces sucede esto, así como la remodelación de París, o la construcción de estas ciudades.

    Buen post. Excelente. Seguiré pasando.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...