martes, 22 de junio de 2010

Una habitación para la historia

Foto: E.E.Barros 

En los últimos años los hoteles temáticos, los “boutique”, los hoteles con historia, los que tienen “spa” se han vuelto muy cotizados; el viajero contemporáneo gusta que el hospedaje sea parte de la experiencia de viaje y no sólo un lugar para dormir y tal vez desayunar. De todos estos hoteles mis preferidos son los que tienen historia, creo que es algo que heredé de mi mamá que siempre ha gustado dormir en camas de la época colonial para ser virreina por una noche o escribir apoyada en un hermoso secreter del siglo XVII para sentirse como se hubiera sentido Sor Juana o desayunar de un perol de cobre montado sobre una cocina de talavera poblana como las monjas creadoras de los chiles en nogada.

Creo además que los hoteles, posadas y mesones son parte esencial de  la historia de una ciudad. Son sitios que han estado ahí por años viendo pasar guerras, épocas de bonanza, viajeros comunes, huéspedes famosos, bodas, romances, reuniones… en fin; son edificios que tienen mucho que contar.

En los últimos meses he estado viajando a Monterrey para comenzar con los preparativos del Segundo Congreso sobre Ciudades Sustentables y en estos viajes descubrí un libro que me ha gustado mucho: “Mesones y Hoteles en la Historia de Nuevo León” de Juan Roberto Zavala y Gerardo M. López. Los autores decidieron escribir este libro pues creen que la historia de las ciudades ha exaltado a los personajes ilustres, las batallas, los edificios de gobierno pero ha dejado en el olvido a los mesones y a los hoteles. Coincido con ellos.

En este libro aprendí que el primer hotel (como tal y con ese apelativo) de Monterrey abrió sus puertas en 1854, transcribo el anuncio de su apertura que viene publicado en el libro porque me parece una probadita del libro que sin duda les abrirá el apetito de leer más:

HOTEL DE SAN CARLOS
El que suscribe tiene el honor de participar al respetable público
de esta ciudad, que desde el día quince del presente tiene abierto su
nuevo establecimiento bajo este nombre, en la casa contra esquina
de la del señor don Juan de la Garza Martínez, en donde serán
perfectamente servidas las personas que gusten honrarle con su
confianza, por el módico precio de dieciocho pesos mensuales.
Al mismo tiempo se servirán convites particulares, con la efi ciencia
que tiene acreditada. Hay también un gran surtido variado de
licores como cogñac, catalán, ginebra y vinos de varias clases
que se venderán a precios equitativos. En dicho establecimiento
se haya una buena caballeriza donde se admitirán caballos a siete
pesos mensuales.
Monterrey, Enero 18 de 1854 - Miguel Mamy.

En mis viajes a Monterrey descubrí también el Gran Hotel Ancira que en el 2012 cumplirá 100 años de inaugurado y que el año pasado cumplió 100 años de haber puesto la primera piedra. El hotel me fascinó, el edificio destaca de entre el resto de los que uno encuentra en el centro de Monterrey por su majestuosidad y belleza. El INBA y El INAH han declarado a este edificio "Monumento artístico y patrimonio cultural de la nación". Por adentro el hotel es bellísimo y ha logrado volverse funcional y cómodo para sus huéspedes; lo que me parece un muy delicado equilibrio en este tipo de hoteles: la modernidad ha llegado pero la historia conserva su lugar. En el libro que tanto me gustó me enteré que el Gran Hotel Ancira fue diseñado en Francia y  que  hospedó a Pancho Villa y a sus “Dorados” con todo y caballos.

El Gran Hotel Ancira tiene mucho que contar de la historia de Monterrey, es ya parte de su cultura, una cultura que valorada y respetada es sin duda parte esencial del camino hacia una ciudad sustentable.

Historia Modernizada
El libro de historia “Mesones y Hoteles en la Historia de Nuevo León” se ha modernizado incluso más que algunos que hablan sobre tecnología digital y está disponible en línea: http://juanrobertozavala.com/images/stories/pdfs/MHC.pdf

3 comentarios:

  1. Es un gran hotel, con mucha historia, pero que ha sabido conservarla y usarla a su favor como una ventaja competitiva

    ResponderEliminar
  2. además de la belleza y el confort, ¿es posible calificar la sustentabilidad de un hotel?, ¿existe una escala para ello?, porque esta calificación podría ayudarnos a escoger alojamiento además de fijarnos en las estrellas, diamantes y distintivos y , además, incentivaría a los dueños a practicar conductas de cuidado del medio.

    ResponderEliminar
  3. @pedrosan4: Los hoteles que se han esforzado por ser sustentables buscan certificarse con una o varias agencias. Estos certificados van desde el de "Empresa Limpia" que otorga la PROFEPA en México hasta el Green Globe que es un certificado internacional.
    Lamentablemente en México se estima que sólo el 5% de los hoteles son sustentables o se acercan a serlo, entendiendo por sustentabilidad el respeto por el medio ambiente pero también el impulso a la gastronomía local, el pago de salarios justos, la responsabilidad social, etc.
    La mayoría de estos hoteles están en la Riviera Maya.
    Prometo hacer una lista de al menos los 10 primeros hoteles sustentables en nuestro país y publicarla aquí.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...